Follow by Email

martes, 3 de abril de 2012

Ilf y Petrov o la risa inteligente

No todos los clásicos de la literatura rusa son novelas psicológicas o profundas disquisiciones sobre el alma humana. Hay personajes, como los salidos de la pluma de Ilf y Petrov, que son ya parte de la cultura rusa como lo son de la nuestra el Quijote o el Lazarillo. Si todavía no has descubierto El becerro de oro o Las doce sillas solo tenemos que decirte una cosa: te morirás de risa.













Todas las personas que se educaron en al Unión Soviética conocen las andanzas de este "gran trapicheoso", o великий комбинатор, Óstap Bender, por las películas soviéticas. También hay una película cubana, de Tomás Gutiérrez Alea.