Follow by Email

domingo, 8 de julio de 2012

Утомленное солнце

Seguramente pocos tangos rusos son tan conocidos...


Утомленное солнце
Утомленное солнце
Утомленное солнце
Нежно с морем прощалось,
В этот час ты призналась,
Что нет любви.

Мне немножко взгрустнулось
Без тоски, без печали.
В этот час прозвучали
Слова твои.

Расстаемся, я не в силах злиться,
Виноваты в этом только ты и я.
Утомленное солнце
Нежно с морем прощалось,
В этот час ты призналась,
Что нет любви.

El sol fatigado
El sol fatigado
Se despedía tierno del mar
y en ese momento me confesaste
que no sentías amor.

Fue algo muy parecido a estar triste
Pero sin dolor, sin melancolía
Y en ese momento tus palabras
Las pude oír.

Nos separamos y no tengo siquiera fuerzas de enojarme,
Los culpables somos solamente tú y yo.
El sol cansado
Se despedía tierno del mar
y en ese momento me confesaste
que no sentías amor.

Y he aquí la versión polaca de Mieczysław Fogg. Se titula "Ta ostatnia niedziela"

 




Aquel último domingo
No es hora ya de buscar excusas:
El hecho es que se acabó.
Hoy vino otro, más rico y mejor
Y al robarte también la dicha me arrancó.

Te pediré una cosa, quizás la última cosa.
La primera que te pido en mucho tiempo.
Dame solo este domingo,
este último domingo.
Y luego como si se hunde el mundo.

Es el último domingo:
Hoy nos separaremos
para siempre.
Es el último domingo
Así que no me lo niegues
Y mírame con ternura
Por última vez.

Tendrás todavía otros domingos
Y qué pasará conmigo, quién lo sabe…

Este último domingo
mis anhelos más profundos
la felicidad que tanto ansiaba
Han llegado a su fin.